5 Consejos para nadar en mar abierto

By 11 agosto, 2016 Actualidad No Comments

Con el verano la temperatura del agua del mar sube y está más agradable, lo que nos motiva a querer meternos  y nadar en él. Con este tiempo solemos ir a la playa para refrescarnos, pero el mar nos da para mucho más. Nos sirve como recurso para realizar muchas actividades deportivas y divertirnos, como por ejemplo, nadar en mar abierto.

El mar es una de las mejores sensaciones que existen, además, estamos en temporada de travesías y triatlones por el buen tiempo y hay que aprovechar. Si aun no te has decidido a intentarlo ya es hora de quitarse esa espinita e ir a por ello. Estos consejos que vamos a darte van a servir para todos los niveles: ya sea intentarlo por primera vez, seas principiante o solo quieras leer unos consejos sobre cómo desenvolverse mejor en esta modalidad.

Lo más importante que hay que tener en cuenta es que las condiciones de piscina y mar son muy diferentes y tenemos que estar preparados. Vamos con unos consejos para dar el salto a mar abierto.

  1. Estirar. Por muy obvio que parezca muchas veces se nos olvida este paso tan importante para calentar los músculos. Estirar cuello, rotar hombros y rodillas, estirar articulaciones de brazo y pierna, gemelos… nos puede ayudar a prevenir un tirón muscular o lesión.

  1. Aprovecha al máximo la brazada. El objetivo aquí es conseguir arrastrar la mayor cantidad de agua posible en la remada para avanzar bien, esto nos servirá sobre todo cuando haya corriente o vengan olas, llevando el impulso  de la brazada hacia atrás y por debajo del muslo. Para aprovechar al máximo la flotabilidad del mar, tendremos que posicionar nuestros brazos por debajo del agua tras cada recobro. Hará estable nuestra posición. Lo mismo que llevar una buena coordinación entre nuestros brazos habrá que aprovechemos nuestro impulso.

  1. La orientación. Antes de meternos al agua tenemos que visualizar que recorrido queremos hacer y visualizar que ruta vamos a tomar, adquiriendo puntos de referencia como por ejemplo podría ser una boya. Para seguir una línea hacia nuestro punto de referencia es preciso elevar la cabeza para distinguirlo fuera del agua. Para esto lleva coordinación entre los brazos, y mira por encima del agua por el lado que sueles respirar para no descoordinarte y tener un ritmo controlado.

  1. Nado a crol. Según Sport Life es el mejor estilo para nadar en aguas abiertas, ya que es el que se usa en la mayoría del tiempo por la técnica de propulsión que tiene. Siguiendo el enlace os explica en totalidad técnicas y consejos para mejorar y como usar este estilo en mar abierto

  1. Saber salir de una corriente. Aunque este truco se suele mencionar siempre, no está de más recordarlo. Antes de meternos en el agua hay que fijarse si hay, y en tal caso, hacia donde ejerce la fuerza para tener consciencia de hacia dónde podría arrastrarnos. Si por algún casual entramos en la corriente, lo que hay que hacer el nadar horizontalmente de la costa hasta que salgamos y podamos volver de vuelta a la orilla.

No lo dudéis, y un día que haga sol, siguiendo instrucciones de seguridad, animaos a descubrir esta nueva experiencia. Seguro que descubrís un nuevo deporte que aparte de relajaros, os llena de satisfacción tras el logro de completar una travesía.

Leave a Reply

WordPress spam blocked by CleanTalk.