Consejos para correr y pedalear con sol y calor

By 23 agosto, 2017 Actualidad No Comments

Si eres de esas personas que no se dejan perturbar por las condiciones, que tiras para delante sea como sea el sendero que toca recorrer y qué aspecto tenga el cielo, seguro que el calor del verano no te ha impedido continuar con tu entrenamiento. ¿Estamos en lo cierto? Muchas personas pueden ver el verano como un período de descanso en su actividad física, ya que los planes de ocio y compromisos sociales llenan su agenda y, además, ¿quién quiere salir a correr con este calor? Pero no tú. Tú eres de otra pasta y mantenerte en forma está siempre en tu top de prioridades.

Por lo tanto, este artículo va para ti, que sigues calzándote tus zapatillas de correr o cogiendo la bicicleta incluso en los días más calurosos de julio y agosto. Pero cuidado. Son meses de altas temperaturas, y esto puede afectar a tu rendimiento e incluso a tu salud, si no tomas las precauciones adecuadas. No queremos meterte el miedo en el cuerpo, pero sí que recuerdes que, al fin y al cabo, haces deporte para tener una buena salud, y estamos seguros de que no quieres que tus ejercicios tengan justo el efecto contrario.

Por tanto, ¿qué debes tener en cuenta cuando vas a hacer deporte en verano?

  • Evita las horas centrales del día. De 12 a 17h es cuando se concentra una mayor temperatura ambiental y cuando el efecto del sol puede ser más nocivo. Por lo tanto, si tu rutina de actividad física suele desarrollarse en esas horas, te recomendamos que hagas algunas modificaciones en tu planificación y aproveches las horas más templadas.
  • Hidrátate como es debido. Beber 2 litros de agua diarios es una recomendación que se extiende a toda la población durante todo el año. Si además practicas mucho deporte y hace mucho calor, es posible que necesites incluso más. Bebe agua antes y después del ejercicio (sin atiborrarte), e incluso durante el mismo si te es posible llevar un botellín (en la bici no tendrás problema).
  • Utiliza camisetas transpirables. Las camisetas clásicas de algodón tiende a empaparse con el sudor y aumentar su peso, además de impedir una adecuada transpiración. Es mejor emplear camisetas técnicas.
  • Escucha a tu cuerpo. Si, a pesar de estas precauciones, empiezas a notar mareos o dolor de cabeza, trata de reducir la intensidad del ejercicio e incluso para si lo ves necesario. Haz caso a las señales que tu cuerpo te manda y no te fuerces por encima de tus posibilidades, o podrías sufrir un temido golpe de calor.
  • Protégete del sol. Aplícate protección solar del factor adecuado en todas las zonas de tu piel que vayan a estar expuestas al sol. De lo contrario podrías sufrir incómodas quemaduras solares e incluso aumentar el riesgo de padecer cáncer de piel.
  • Protege también tus ojos. Utilizar gafas de sol no sólo te ofrece comodidad y te permite ver mejor tu camino, sino que ayuda a proteger tus ojos de la radiación solar. Asegúrate de que estén homologadas, con el certificado CE y que tienen una protección UV adecuada.

Confía en ti y no dejes nunca de creer en tus posibilidades, pero ten también en cuenta que tu salud es siempre lo primero, y no dejes de tomar las precauciones debidas antes de continuar con tu entrenamiento. ¡Ánimo y a seguir luchando!

Leave a Reply

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.