¿Estiramos antes de correr? ¿O solamente después?

By 12 mayo, 2016 Actualidad No Comments

Hoy toca correr. ¿Estiro en el calentamiento previo a hacerlo? ¿O solamente después?  Es una cuestión que permanece en la actualidad y genera dudas, aunque nos estamos empezando a respaldar en estudios recientes para confirmar que el estiramiento antes de empezar la actividad deportiva puede ser perjudicial para la práctica. Más concretamente, la realización de estiramientos estáticos con los músculos en frío.

Si bien desde chiquitines nos han enseñado que hay que estirar bien antes de empezar a correr, quizá tengamos que desaprender lo aprendido y adaptarnos a lo que indican las nuevas investigaciones y tendencias.

Entonces, ¿es conveniente estirar antes de correr, o sería mejor hacer otro tipo de calentamiento previo sin estos ejercicios? Vamos a analizar unos puntos y después concluiremos qué tenemos que hacer previamente.

Para correr es vitalmente necesaria una buena flexibilidad de los músculos. ¿Por qué? La flexibilidad es la capacidad de algo, en este caso los músculos, para doblarse sin que haya peligro de que se rompa. Es decir, cuanta menos flexibilidad tengan nuestros músculos más facilidad de “romperse” tendrán y a su vez, mayor riesgo de lesión tendremos. La flexibilidad es necesaria entonces tanto para el alargamiento del músculo como para la buena movilidad articular.

Recientes estudios están indicando que el realizar estiramientos antes de correr le disminuye capacidad de contracción al músculo, por lo que tendremos menos capacidad de la ya mencionada flexibilidad para la realización del ejercicio.

Aún hay más. Los pre-estiramientos también podrían afectar al rendimiento muscular, al disminuir la capacidad de la zona estirada para almacenar energía, esto daría paso a un agotamiento del músculo más temprano.

Todavía hay un punto que podría hacer que nos pensemos estirar antes de dar los primeros pasos ¿Qué pasa cuando estamos fríos y sin haber calentado le exigimos al cuerpo realizar un esfuerzo de alta exigencia? Que nos podemos lesionar. Esto es lo que puede pasar cuando se empieza a estirar estáticamente sin haber hecho nada previamente, que se podría causar alguna rotura en el músculo y producir lesiones.

Leyendo lo anterior ya hemos podido deducir que, basándonos en las teorías del momento, deberíamos descartar el estiramiento estático previo al entrenamiento. Estaréis pensando, entonces, ¿qué hacemos? ¿nos lanzamos directamente a correr? No. Haremos ejercicios dinámicos para calentar los músculos y estirarlos en su justa medida sin forzarlos demasiado. Con ello, aumentaremos el riego sanguíneo y lubricaremos las articulaciones.

Esos ejercicios dinámicos podrían ser correr en el sitio levantando las rodillas, los talones, mover las piernas hacia delante y hacia detrás, girar el tronco del cuerpo de un lado a otro… y podríamos tirarnos así líneas, pero como ya veis, no dejan de ser un calentamiento realizando movimientos dinámicos sin mantener los músculos estirados. Cuando estemos bien calientes, ¡a correr!

Queremos repetir que este artículo está basado en ciertos estudios actuales que indican que el estiramiento previo puede causar complicaciones y restar eficiencia en el entrenamiento. Seguro que hay mucha gente que afirma que el estiramiento le viene genial para empezar. De momento no existe la verdad absoluta, pero nosotros vamos a saltarnos el paso de estirar antes de correr, por si acaso. Calentaremos bien, eso sí.

Leave a Reply

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.