¿Cuál es la postura correcta para correr?

Correr corremos todos pero, ¿lo hacemos bien? Postura corporal, técnica… dos de las cosas más importantes para hacer una buena carrera y les solemos prestar menos atención de la que deberíamos.

Lo recomendable sería dar unas cuantas clases con algún profesional para que viéndonos nos pudiese dar unas pautas y consejos para corregir nuestra postura en concreto. No obstante, seguro que con estos consejos podemos adoptar una mejor postura para llevar mejor el cuerpo y beneficiar a la técnica de carrera.

¿Qué puede acarrear llevar una mala postura al correr?

En cualquier ámbito de la vida, llevar una postura inadecuada puede acarrear consecuencias. En este caso, perderíamos eficiencia, eficacia en los movimientos y podríamos llegar a lesionarnos. Al posicionar mal el cuerpo podemos sobrecargar demasiado ciertas zonas y musculatura, por lo que podríamos “rompernos”. Además, el ir encorvado, entorpece el movimiento y genera tensión sobre la espalda y cuello, lo que podría generar un aumento de dolor en la zona.

Consejos para correr bien

Comencemos con los consejos, empezando por la cabeza y terminando por los pies. Adelantamos que el tronco tiene que estar siempre un poquito inclinado hacia delante, aprovechando así la inercia del movimiento.

La cabeza tiene que estar alineada con el tronco y la pelvis, de manera que siempre tiene que estar recta con una ligera inclinación. La inclinación permitirá una mejor respiración, ya que al agacharla estaríamos cerrando un poco la tráquea.

Los hombros. ¿Soléis notar alguna vez un dolor bastante intenso en el hombro? Eso es culpa de llevarlos en tensión. Los hombros hay que llevarlos relajados.

Los brazos deben estar alineados a 90º con las manos pasando la línea de la cintura. Es decir, cuando llevamos el brazo detrás del cuerpo, el codo tiene que estar casi a la altura del hombro. Cuando el brazo está por delante, el codo debe quedar un poquito (casi nada) adelantado al tronco.

Las manos tienen que estar relajadas, incluso llegando a semicerrar el puño, pero las muñecas tienen que estar rectas, de modo que no quede la mano “muerta”.

Llegamos a los abdominales y lumbares. Manteniendo la espalda erguida, los abdominales tienen que estar con cierta tensión, pero sin llegar a hacer fuerza como para que la lumbar esté curvada.

La pelvis se tiene que mantener vertical en todo momento y la cadera tiene que estar elevada con un poquito de flexión.

Llegamos así a la parte de abajo del cuerpo. Las rodillas tienen que ir siempre con cierta flexión en el momento de recibir el impacto contra el suelo y al tirarla hacia atrás tiene que tener una flexión de 90º. En cuanto a los pies, pese a que muchos entramos con el talón, debemos hacerlo con la parte media con el objetivo de suavizar el impacto.

Como veis, es una tarea un poco costosa pero seguro que a largo, y no a tan largo plazo se notan los beneficios mucho.  No olvidéis tener paciencia e ir adaptando estas pautas a vuestro modo de correr, ¡seguro que notáis la diferencia!

 

 

 

 

One Comment

  • Gracias por los consejos. Lo cierto es que cuando salimos a correr observo a muchas personas con posturas raras y siempre trato de mantener un postura erguida. No siempre es fácil, pero hacer el esfuerzo merece la pena.

Leave a Reply

WordPress spam blocked by CleanTalk.