Cómo prevenir los golpes de calor y qué hacer en caso de sufrirlo

By 19 julio, 2018 Actualidad
Golpe de calor

Como sabemos que los amantes del deporte no podemos parar quietos en casa, vamos a informaros sobre un problema que se suele dar con más frecuencia en esta época del año. Los golpes de calor o insolaciones. Vamos a contaros cómo surge este problema, qué tenemos que hacer en caso de que aparezca, y qué precauciones seguir para no toparnos con el problema.

Los golpes de calor se manifiestan cuando el organismo produce una cantidad de calor que el cuerpo no puede eliminar a través de los sistemas de refrigeración. Cómo seguramente tendréis oído, tiende a producirse en situaciones de altas temperaturas pero puede darse también en otras circunstancias.

Es muy importante conocer los síntomas para poder así actuar a tiempo y que todo quede en una anécdota que contar. Los síntomas más habituales son dolor de cabeza, náuseas, y las condiciones más delicadas, vómitos. A veces y si el problema llega  a niveles superiores, pueden producirse calambres, elevación de la temperatura corporal, convulsiones, delirios y desorientación.

Qué hacer si identificamos un golpe de calor

Lo primero que tenemos que hacer cuando identificamos un golpe de calor en otra persona es llevarla a un sitio con sombra y fresco, para colocarle después semisentada y con la cabeza levantada. De esta manera le favorecemos la respiración.

Si cabe la posibilidad, tenemos que colocarle paños de agua fresca alrededor del cuerpo para rebajarle la temperatura. Si el afectado muestra un nivel bueno de consciencia, tenemos que darle sorbos de agua fresca poco a poco, para conseguir que se vaya rehidratando. De este modo, no es recomendable darle bebidas azucaradas, ya que esto aceleraría el proceso de deshidratación.

Cuando hayamos dado estos primeros pasos y si la persona va mejorando, tenemos que acompañarla a un centro sanitario para que verifiquen que está bien, realizándole las pruebas que consideren oportunas. En caso contrario y si el afectado no responde bien, tenemos que tumbarle de lado con las piernas flexionadas y llamar a los servicios sanitarios con urgencia.

Qué hacer para prevenir los golpes de calor

Vamos ahora con unos consejos y precauciones para no vernos en esta situación.

-Tenemos que evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, ya que es donde el sol pega más fuerte y más temperatura tenemos. Sería de las 12:00 a las 17:00 aproximadamente. Tampoco es recomendable quedarnos dormidos bajo el sol. Si lo hacemos que sea a la sombra.

-Si notamos algún mareo, automáticamente nos apartamos a un lugar fresco y nos aflojamos la ropa.

-Tenemos que permanecer en lugares frescos todo el tiempo que podamos. Locales acondicionados, a la sombra en un lugar fresco…

-Es muy importante llevar bien cubierta la piel, cabeza, y los ojos. Esto prevendrá tanto los golpes de calor como las quemaduras causadas por el sol abrasador.

-Lógicamente, tenemos que estar bien hidratados en todo momento. Por lo que es recomendable consumir gran cantidad de agua, líquidos y bebidas isotónicas.

-Tenemos que evitar las comidas pesadas de difícil digestión, ya que nos aumentan la temperatura interna.

-Llevar ropa ligera que permita la transpiración es lo más recomendable, ya que este es el principal mecanismo de nuestro cuerpo.

-Se debe tener especial cuidado con los ancianos y niños, ya que ellos son más propensos a sufrit este problema.

Esperamos que hayáis leído con atención el artículo. El saber no ocupa lugar y nunca se sabe cuándo podemos vernos en una situación peliaguda como estas. Disfrutad del deporte que más os guste pero tomar ciertas precauciones… ¡nunca está de más!

Leave a Reply

 
WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.