¿Propósitos para el año nuevo? ¡Seguro que sí!

By 13 enero, 2016 Actualidad No Comments

Es típico empezar el año y proponernos ser los mejores del mundo mundial para. Voy a dejar de fumar, voy a hacer más deporte, voy a comer mejor, voy a leer más, voy a afrontar la vida de otra manera… ¡Este año va a ser mi año!

También es típico acabar el curso dándonos cuenta de que la mayoría de las promesas realizadas no se han cumplido… Se nos llena la boca hablando del futuro cuando lo que tenemos que trabajar es el presente y además a veces nos ponemos metas un poquito inalcanzables y que requieren de mucha dedicación y constancia.

No está mal que nos propongamos metas, de hecho, tenemos que proponernos metas si queremos avanzar. Pero, vamos a hacerlo dentro de unos límites, y sobre todo, tenemos que querer hacerlo. Nos tiene que gustar lo que nos estemos proponiendo, o al menos, estar dispuestos a sacrificarnos por los objetivos a conseguir, ¿no?

Vamos a daros unos consejos para planificar los propósitos del año nuevo y no fracasar dejándolos caer en un agujero del que no saldrán.

Hay una máxima en el marketing que indica que los objetivos deben ser SMART. Es decir, específicos(S), medibles(M), alcanzables(A), realistas(R) y acotados en el tiempo(T). Vamos a basarnos en esta sigla citada en todos los libros de marketing para definir y planificar bien los propósitos a conseguir.

  • Específicos: Los objetivos que nos propongamos tienen que ser lo más concretos posibles. Saber qué es lo que queremos exactamente.
  • Medibles: Una buena estrategia es que los propósitos se puedan medir. Que podamos saber en que punto hemos conseguido nuestra meta.
  • Alcanzables: No debemos ponernos metas que estén fuera de nuestro alcance. Ver el objetivo demasiado lejos podría desmotivarnos y hacernos dejarlo en un intento fallido.
  • Realistas: Ligado un poquito con el punto anterior… ¡Vamos a ser realistas! No podemos convertirnos de repente en un deportista de élite. Vamos por pasos, poco a poco llegaremos a ser lo que queremos ser.
  • Acotados en el tiempo: No es mala idea ponernos una fecha límite para el logro de los objetivos. De lo contrario, se van dejando para más tarde y al final no se llevan a cabo.

Como último consejo vamos a poner la ilusión. No se pueden plantear objetivos a la ligera sin importarnos realmente el conseguirlos o no. Tenemos que querer hacerlo y tenemos que estar dispuestos realizar sacrificios por ello.

Esperamos que estos consejos que os hemos dado os sirvan de ayuda para que los propósitos del año nuevo no queden en el olvido y damos por hecho que entre vuestros planes figurará seguir estando ¡llenos de energía! Os deseamos un 2016 lleno de logros y alegrías.

Leave a Reply

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.