Qué tiene que incluir el desayuno ideal para un deportista

By 16 Marzo, 2017 Actualidad 2 Comments

Si hay algo que se ha extendido a lo largo de los tiempos es que el desayuno es la comida más importante del día, y más aún si una de nuestras pasiones es el deporte, ya que necesitaremos un aporte de energía que una persona sedentaria no necesita. ¿Cuál es el desayuno perfecto para el deportista? Vamos a dar unas cuantas pautas a seguir para confeccionar el desayuno perfecto para poder afrontar en condiciones los kilómetros.

Existe una norma, la 60-15-25, que indica que un buen desayuno (Teniendo en cuenta a todas las personas) tiene que tener 60% de hidratos, 15% de de proteína y 25% de grasas saludables. Pero teniendo en cuenta que el desgaste físico de un deportista de fondo (Correr, andar en bici, nadar…) es mayor, no nos tenemos que olvidar de meter proteína también, ya que ayudan a que el músculo se recupere.

Digamos que lo imprescindible para nuestro desayuno serían los hidratos (cereales), la fruta, los lácteos y añadirle algo de proteína.

En cuanto a los hidratos lo tenemos muy fácil, en el pan o los cereales lo tenemos en abundancia. Mejor si es integral, ya que son hidratos de absorción lenta, contienen mucha fibra y diversas vitaminas del grupo b. Un cereal muy interesante a tener en cuenta es la avena, ya que contiene muchos hidratos de absorción lenta, lo que nos dará energía a largo plazo.

En cuanto a los lácteos podemos encontrar diversas opiniones, ya que hay gente que digiere mal la lactosa. En estos casos no sería mala idea reemplazarlo por algún tipo de bebida vegetal, o yogures, ya que se digieren mejor. También se pueden meter en este grupo los derivados, como por ejemplo queso fresco. El té verde con miel sería un buen recurso para remplazar  el café con leche (para el que no pueda tomarlo), ya que te hidrata, te estimula y te aporta antioxidantes.

Qué decir de la fruta que no se haya dicho ya. Nos hidrata y además tiene minerales y fibra, conteniendo también hidratos de absorción rápida. Lo más frecuente es tomar un buen zumo de naranja, empezando el día con una buena ingesta de vitamina c.

Ya hemos comentado antes que no nos tenemos que olvidar de la proteína. Tenemos que añadirla aunque no ingerirla en grandes cantidades. La claras de huevo contiene mucha, y también podemos añadirla en nuestra primera comida del día incluyendo unas lonchas de pavo, por ejemplo.

Que no se nos olvide, también tenemos que meter un poquito de grasa, en este caso, saludable. Las grasas saludables las podemos encontrar en el aguacate, los frutos secos o el aceite de oliva, entre otros.

¿Ahora bien, como hacemos para meter todo esto en una sola comida? Existen muchísimas variantes pero vamos a proponer este desayuno en concreto: Un zumo de naranja, un té verde con miel, dos rebanadas de pan integral con queso fresco, pavo y un chorrito de aceite, y un buen puñado de frutos secos (nueces, avellanas y almendras).

Como hemos dicho, combinaciones hay muchas y ya sabemos que cada cuerpo es un mundo, por lo que habrá alimentos que se adapten perfectamente a ciertas personas, y otros que no. Basándonos en estos principios básicos y probando diferentes combinaciones, seguro que encontramos el desayuno que se adapte a nosotros a la perfección. No dudéis en probar y esperamos que encontréis vuestro desayuno idóneo. ¡Siempre con energía!

2 Comments

  • Nina dice:

    Hola , yo desayuno un yogurt con chia y musli bio . Y un vaso de agua templada con zumo de un limon y miel como lo ves?

    • gluc310114sPort dice:

      Hola Nina, nosotros no podemos verificar si esa dieta es adecuada para ti. Te aconsejamos que lo consultes con tu especialista. Muchas gracias por el comentario 🙂

Leave a Reply

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.