Puesta a punto de la bicicleta antes de Semana Santa

By 23 marzo, 2018 Actualidad No Comments

Seguro que muchos habéis tenido la bicicleta guardada una temporadita por el mal tiempo y ya toca sacarla a pasear. Antes de hacerlo, lo conveniente sería revisarla para ponerla a punto y evitar problemas en nuestras salidas.

Llevarla al taller a pasar revisión sería suficiente pero, ¿qué hay del placer de hacer uno mismo las cosas y sentirse mecánico? Vamos a proponer unos cuantos puntos a revisar en la MTB antes de volver a cogerla en Semana Santa. Muchos de ellos valdrán también para la bici de carretera.

La limpieza de la bicicleta es vital: La bici hay que limpiarla después de todas las salidas. Pero, seguro que llevando un tiempo guardada, se habrá llenado de polvo e incluso la grasa se puede haber secado y quedado pegada a ciertos componentes.

Primero, con un destornillador plano, vamos quitando toda esa grasa solidificada. Ahora lavamos bien la bici con agua, y en todas las partes dónde haya  grasa podemos hacerlo también con jabón. De esta manera la dejaremos bien limpia para empezar la puesta a punto. La aclaramos y secamos también.

Cuidado con los tornillos: Tenemos que asegurarnos siempre de que los tornillos vayan bien prietos. Revisaremos todos los puntos, pero es importante que el manillar, sillín y pedales vayan bien ajustados, ya que son los puntos que podrían traernos más problemas y causarnos un accidente.

Las ruedas: Antes de montar, nos tenemos que fijar que estén bien centradas y que los cierres estén bien prietos. Lógicamente, si las ruedas están a falta de presión, tendremos que hincharlas hasta que estén perfectas.

Los frenos: Comprobar antes de salir que los frenos cumplan bien su cometido. Hay que pegarles una buena revisión. Comprobar que los cables no estén rotos, y que las zapatas o las pastillas de las pinzas estén bien. Si vemos que los materiales están muy deteriorados tendremos que cambiarlos.

Hemos mencionado los cables de freno, pero tendremos que revisar todos los cables de la bicicleta para comprobar que estén en buen estado.

Los cambios y la cadena: Es muy posible que la transmisión se haya desajustado. Por lo que tenemos que revisar todo. En este punto tendremos que mostrar destreza para ajustar los tornillos con un destornillador, normalmente acompañando a los cambios traseros y otros dos que regulan el desviador de los platos. También es posible que debamos tocar los cables que parten del manillar, ya que habrán podido perder tensión. En este vídeo de Mammoth podéis ver como ajustar el cambio trasero de la bicicleta.

Respecto a la cadena solo quedaría engrasarla bien, ya que la hemos limpiado previamente. Para hacerlo usaremos un aceite fino.

Es muy importante verificar que tanto la cadena, piñones como platos están en buen estado. El mal estado de uno de ellos podría provocar un desastre en cadena y hacer que los demás componentes se estropeen antes. Por ello, si vemos uno en mal estado, mejor cambiarlo antes de que cause daños a los demás.

Además de los puntos que hemos mencionado, también es conveniente engrasar la tija del sillín, las zonas pivotantes de una doble suspensión o los sitios en los que los cables rozan con sus protectores. En las suspensiones no tenemos que dejar grasa fuera del tubo, podría adherírsele el polvo y luego meterse en la suspensión, generando así problemas.

Por último, no olvidéis de adaptar la bicicleta a vuestro tamaño. En este artículo tenéis explicado a que altura tiene que estar puesto el sillín respecto a vuestra medida. No os olvidéis de elegir una buena ruta y disfrutar del deporte que más os gusta. ¡Que tengáis una buena Semana Santa!

Leave a Reply

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.