¿Quedarnos en casa? No. Consejos para correr y pedalear con frío.

By 15 febrero, 2018 Actualidad No Comments

Parece que el frío quiere quedarse un poco más y nosotros tenemos que seguir entrenando. Llevábamos unos cuantos inviernos más cálidos de lo normal, y este año el frío nos está pegando con fuerza. Eso no nos va a detener, no vamos a quedarnos en casa con los brazos cruzados. Os vamos a dejar unos consejos para que podías practicar el deporte que más os gusta con este frío que parece querer quedarse un poco más.

Consejos para andar en bicicleta con frío

¿Qué tenemos que hacer para combatir el frío sobre nuestra bici? Llevar un correcto equipamiento. Vamos pues con el equipamiento que es recomendable llevar en esta época del año, con estas temperaturas tan bajas.

Empezamos por la cabeza. Como ya sabréis, los cascos casi siempre tienen aperturas por donde entra el frío. Muy importante proteger la cabeza con un gorro fino para evitar perder calor.

Gafas, ¿Sí o no? Haga sol o no, llevar gafas es recomendable porque ello hará que el frío viento no dañe nuestros ojos, sobre todo en las bajadas.

Para proteger la garganta podemos usar una braga polar. A día de hoy existen muchas que pueden adaptarse para convertirlas en una especie de pasamontañas, con los que podremos proteger la cara y cabeza también.

Toca ahora proteger el tronco superior del cuerpo. Aquí depende un poquito de las necesidades y cuerpo de cada uno, pero podemos ponernos hasta cuatro capas diferentes. Estas serían las capas empezando desde adentro hacia afuera.

En la primera capa tendríamos una camiseta térmica y transpirable. Para guardar el calor y permitir que la sudoración salga. En la segunda capa tenemos un maillot de invierno con el que podremos mantener el calor en esta época. La tercera capa será una chaqueta especializada para esta época. Un buen consejo es llevar como cuarta capa un cortavientos. Lo podemos llevar quitado y ponérnoslo en las bajadas para la baja sensación térmica y por si llueve en algún momento.

Tenemos que llevar las piernas calentitas. Usaremos  un culote largo de invierno y si hiciese demasiado frío cogeríamos también unas perneras. En los brazos colocamos unos guantes de invierno que nos permitan frenar y cambiar con total libertad.

Para los pies, unas botas de invierno y si hiciese falta unos cubrebotas. Estos evitarán que nos entre agua en los pies tanto si chispea como si nos encontramos charcos en el camino.

Truco: Si  las botas que tenemos son abiertas y no usamos cubrebotas, podemos cerrarlas con cinta aislante. Esto nos ayudará a que no entre ni el frío ni el agua.

Proteger la piel de la humedad es algo a tener en cuenta. El tener el cuerpo húmedo mucho tiempo podría causarnos problemas cutáneos. La revista especializada Todo MTB recomienda aplicar aceite para bebés en las zonas expuestas al agua. De esta manera, resbala por la piel y va directamente al suelo, sin generar demasiada humedad.

Consejos para correr con frío.

Si lo que queremos es salir a correr con este frío, también tenemos unos consejos para hacerlo de la mejor manera posible. Subrayamos por ello unas pautas para correr sin riesgo a lesionarnos o coger un resfriado, basándonos en la hidratación, calentamiento y equipamiento.

Hidratación: Aunque la sensación de sed no sea tan grande como en verano, la hidratación es de vital importancia. Tendemos a descuidarla más porque el frío y viento nos quitan la sensación de sed pero es algo que no tenemos que hacer. El cuerpo tiene que estar hidratado en todo momento, por lo que es recomendable beber antes y después del ejercicio. Si la actividad es muy prolongada, mejor beber también mientras corramos.

Calentamiento: Cuanto más frío hace, mejor tenemos que calentar el cuerpo. Tenemos que activar los músculos para el esfuerzo al que les vamos a someter. Teniendo en cuenta que la temperatura exterior es muy baja, convendría hacer ejercicios de calentamiento en un interior y luego salir fuera a correr.

Equipamiento: Como en la bicicleta, este es un tema algo subjetivo, ya que prendas que una persona necesita, puede que otra no. Tendremos que tener en cuenta también el tipo de intensidad al que vamos a trabajar. Normalmente a intensidad más alta utilizaremos menos capas de ropa.

Por norma general, en la parte de arriba vestiremos la camiseta técnica (pudiendo ser térmica), una sudadera, chubasquero cortavientos, y si las temperaturas fuesen muy bajas necesitaremos una chaqueta que nos proteja mejor del frío extremo.

Para las piernas utilizaremos mallas largas, de un grosor u otro dependiendo de la temperatura que tengamos.

Las zonas más sensibles del cuerpo son las manos, la cara y las orejas, por lo que tenemos que protegerlas. Además, desprendemos mucho calor por la cabeza, por lo que también tenemos que protegerla. Orejeras, guantes, gorro, braga polar… lo que más se ajuste a las necesidades de cada uno.

¿Cómo respiramos al correr? Es recomendable inspirar por la nariz para calentar el aire lo máximo posible antes de que pase por la garganta y llegue a los bronquios y expulsar por la boca.

Ya veis que teniendo en cuenta unas cuantas recomendaciones, podemos salir a la calle a hacer lo que más nos gusta. No os olvidéis de llevar con vosotros el GlucoSport, ¡necesitaréis mucha energía con este frío!

Leave a Reply

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.