¿Pensando en probar con el trailrunning? Os damos unos consejos para dar los primeros pasos

By 2 marzo, 2018 Actualidad No Comments
trail running

Seguro que a muchos se os ha pasado por la cabeza empezar a correr por el monte. Un deporte que tanto está creciendo en los últimos tiempos algo especial tiene que tener. En cierto modo, si te gusta correr, y te gusta la naturaleza, seguro que te gusta la experiencia.

No obstante, tenemos que tener claro que es un deporte bastante diferente a correr en asfalto. El terreno es diferente, el desnivel es superior y normalmente hay sube y bajas constantes, por lo que los cambios de ritmo son frecuentes. Al ser esto así, la gestión de energía también es diferente a la que acostumbramos a ejercer en ciudad.

Vamos pues con los consejos para empezar a practicar el Trailrunning.

Lo más adecuado es empezar por los terrenos poco técnicos, es decir, más fáciles, e ir metiéndole dificultad a medida que vayamos progresando en nuestros entrenamientos. Poco a poco iremos conociéndonos en este deporte y sabiendo que tenemos que hacer.

Es muy importante conocer la zona por la que vamos a correr. Estaremos más alejados de los núcleos urbanos, por lo que tendremos que tener muy bien vigilado el tiempo de ejercicio, además del perfil del camino a recorrer. Conocer siempre bien la zona por si nos perdemos, saber que pueblos tenemos alrededor. Muy importante llevar un teléfono móvil siempre con nosotros, nunca se sabe cuándo puede resultar necesario.

Recordad que la técnica de carrera cambia respecto a correr en asfalto. Las cuestas son más agresivas y los terrenos son diferentes, soliendo ser pistas o terrenos de piedra y barro. Por ello es muy importante mirar bien por donde pisamos. En terreno irregular nos podemos torcer el tobillo muy rápido. Aunque no miraremos lo que tenemos a nuestros pies, si no unos metros por delante, para poder anticiparnos a posibles riesgos.

Es de vital importancia tener un tren inferior fuerte y hacer ejercicios de fuerza para fortalecer. Tener unos tobillos y rodillas bien trabajadas y fortalecidas es de vital importancia. En este enlace tenéis una serie de ejercicios para fortalecer las articulaciones y evitar así posibles lesiones. Trabajar la zona abdominal y lumbar también es de vital importancia para evitar lesiones.

En cuanto a la técnica de carrera, las zancadas deben ser más cortas. Esto hará que demos más estabilidad a la carrera, sobre todo a los tramos más técnicos. En este enlace, la trailrunner profesional Laura Orgué, nos da unos consejos de técnica para afrontar las subidas.

Nos metemos ahora con una de las cosas más importantes para dar el salto a la montaña, el equipamiento.

Ropa: Que sea transpirable, que proteja y que permita total libertad de movimientos. Con las mallas pasa lo mismo, que protejan bien y que permitan libertad de movimientos. No tiene que ser ropa especializada de montaña, pero sí es importante que cumpla las especificaciones citadas.

Visera y gafas: Si hace sol, las viseras y las gafas nos ayudarán a que este no nos dé de lleno en los ojos y nos impida ver correctamente. Además, la visera evitará que perdamos el calor por la cabeza haga frío o calor.

Mochila de hidratación: Tenemos que estar hidratados en todo momento, ya que es un ejercicio físico muy exigente. A día de hoy existen mochilas que se nos ajustan a la espalda perfectamente y podemos hidratarnos con facilidad a través de un tubo que enlaza con una bolsa de agua. Además, así tendremos un espacio para guardar el cortavientos y algo que llevarnos a la boca. No os olvidéis de meter el GlucoSport en la mochila, ¡necesitaréis mucha energía!

Bastones: Ayudan tanto en las subidas como en las bajadas, Nos suavizan el impacto y pueden ayudarnos en ciertos desequilibrios incluso evitando que tengamos una caída. En las bajadas nos ayudan de manera que los isquiotibiales sufren menos.

El calzado: Necesitaremos un calzado técnico y específico para correr por este terreno. Lo esencial es que la suela agarre muy bien, las playeras  sean estables y amortigüen de la manera correspondiente. Luego habrá que ver cómo está el terreno por el que vamos a pasar, dependiendo de si el barro está seco o húmedo, nos funcionarán mejor zapatillas con más o menos taco, para que el agarre sea más eficiente.

Tenemos mucha variedad donde elegir. Incluso están realizando playeras que se adaptan tanto al asfalto como a la montaña.

Cortavientos: Llevar un cortavientos siempre en la mochila no es ninguna tontería. En la montaña, nunca se sabe cuándo puede refrescar. En los momentos de parón, o de menos intensidad en el ejercicio, convendrá ponérnoslo para evitar quedarnos fríos.

Si tenéis intención de probar a correr en otros terrenos, informaos todo lo que podáis para evitar posibles problemas. La más importante de todo, ¡Disfrutad siempre de lo que hagáis!

Leave a Reply

 
WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.